Preparación


En esta lección podrás ver paso a paso como realizar un ungüento. Un ungüento es un preparado herbal semi-sólido (depende de la proporción de cera y de la temperatura exterior). Los ingredientes básicos para realizar un ungüento o pomada son muy sencillos:

  • un aceite macerado
  • y cera de abejas.

A diferencia de las cremas donde necesitas una sustancia emulsionante para que la fase acuosa (como pueden ser hidrolatos, aguas florales, tinturas, geles de aloe vera, …etc.) y la fase oleosa (aceites, mantecas, aceites esenciales) se mezclen.  Los ungüentos no precisan de emulsionantes. No, la cera de abeja no emulsiona, aunque en muchos blog de internet se hable de la cera de abeja como emulsionante y haya recetas. Realmente no lo es y esas recetas no son estables. En los ungüentos la cera de abeja sólo cambia la consistencia de los aceites y le aporta otras propiedades.

Pero aunque pueda parecer a primera vista que un ungüento es demasiado sencillo y nos limite el uso de ingredientes de fase acuosa. Os aseguro que presenta numerosas ventajas:

  • La primera su sencillez de realización respecto a las cremas y lociones
  • Elevada conservación. Al eliminar el agua, que suele enranciar rápidamente cualquier producto, estamos aumentando considerablemente la durabilidad del producto. Los ungüentos suelen ser muy estables.
  • No necesitamos aditivos de ningún tipo, ni conservantes (*)
  • Son bastante económicos
  • Para uso medicinal para afecciones cutáneas, respiratorias o musculares, permanecen más tiempo en la piel y de esta manera los principios activos están en contacto con la zona afectada, durante un tiempo más elevado.

Cuando empecé en el mundo de la fitoterapia, reconozco que con la alegría que proporciona experimentar con diferentes ingredientes, pasé a experimentar rápidamente con cremas y diferentes emulsionantes. Abandoné los tan queridos “ungüentos”, el resultado eran cremas muy apetecibles, se absorbían fácilmente. Pero como quería reducir al máximo el número de aditivos, eran mucho más inestables y se echaban a perder con facilidad.

No digo que en general los ungüentos sean mejores que las cremas, ni mucho menos, en aplicaciones cosméticas son seguramente más adecuadas. Pero para mi en el contexto de aplicaciones medicinales y sobre todo porque sigo la premisa de “menos es más”, los ungüentos son una maravilla. Menos ingredientes y menos complejidad para un preparado herbal de mucha calidad.

En el video que os muestro, podéis ver la base para un ungüento respibien. Esta receta forma parte del curso “La Botica catarral”, un curso de plantas y remedios naturales aplicados a catarros y gripes. A parte de recibir las bases de como preparar un ungüento, además os explicaré como podemos añadir resina de pino, que seguramente os vendrá muy bien en muchas aplicaciones. Es un ingrediente mínimo, que funciona en proporciones mínimas. Este ungüento respibien es una gozada, funciona a las mil maravillas para congestión nasal de todo tipo.

En este video recibiréis las bases, para realizar ungüentos de todo tipo. Desde como preparar una aceite macerado, la elaboración y la proporción recomendada de aceites esenciales (en el caso que decidáis añadir alguno). Y aunque cada recetilla tiene sus truquillos, tendréis las bases para perderle el miedo a experimentar en un futuro.

Lo único que tendréis que tener en cuenta es que no todas las plantas tienen los mismos tipos de componentes. Y hay componentes, que se extraen estupendamente en aceite, como los aceites esenciales  y otros, como los alcaloides, pues que no funcionan tan bien. Pero esto ya es harina de otro costal, que requiere más experiencia. Si estás aquí, es porque te interesa este maravilloso mundo de las plantas y estoy absolutamente convencida de que poco a poco avanzaras en tu camino. Te aconsejo, que comiences con recetas populares e ingredientes de tu zona. No sólo es una forma de honrar a nuestros ancestros y reconocer su sabiduría, sino porque hay que comenzar primero con lo que se tiene cerca.

Espero poder acompañarte en este apasionante y querido mundo de las plantas.

Saludos herbales de Herbanostra

Carmen García Donoso

(*) Aunque desconozco si te dedicas a comercializar productos cosméticos, si la normativa te exige uso de sustancias conservantes

Deja tu comentario

Deja un comentario